ARDORES Y REFLUJO GASTROESOFÁGICO

 RGE

Ardores y Reflujo Gastroesofágico

¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

El Reflujo Gastroesofágico es el paso del contenido del estómago y/o el duodeno (primera porción del intestino) hacia el esófago (que es el tubo que transporta los alimentos de la boca al estómago), sin que vaya precedido de vómitos, nauseas o eruptos. Si ocurre de una forma continua, podría ocasionar una serie de síntomas y lesiones o úlceras en la mucosa del esófago. Las causas más frecuentes que lo pueden producir son: alteraciones a nivel del esfínter ( “válvula”) inferior del esófago y la hernia de hiato.

¿Qué síntomas produce?

El síntoma más frecuente es la pirosis que todos conocemos como ardor (sensación de quemazón que asciende desde la “ boca del estómago”, hasta el cuello y garganta). Otros síntomas menos frecuentes son la disfagia o dificultad para tragar alimentos tanto sólidos como líquidos, molestias en la garganta, “ bocanadas de agua en la boca” e incluso dolor en el pecho. Todos estos síntomas pueden aparecer después de las comidas, sobre todo si la comida es rica en grasas y se acompaña de café, tabaco o alcohol. También aumentan con posturas que faciliten la salida del contenido del estómago (agacharse, acostarse) y con el aumento de presión en el abdomen, como ocurre en embarazadas y en obesos.

¿Qué debo hacer?

Deberías consultar con tu médico, él valorará tus síntomas y en función de ellos podrá  recomendarte un tratamiento y solicitar pruebas diagnósticas, si son necesarias.

¿Qué tratamiento puedo seguir?

El tratamiento siempre se valorará de forma individual, dependiendo de la intensidad de los síntomas que tengas y de los resultados obtenidos en las pruebas complementarias. En líneas generales para el tratamiento se prescriben una serie de medicamentos, que disminuyen el ácido producido por el estómago como los antiácidos, ranitidina, famotidina, omeprazol… o bien otros que aceleren el vaciamiento del estómago. Y también se recomiendan una serie de medidas higiénico-dietéticas:

  • Elevar unos centímetros  la cabecera de la cama.
  • Evitar acostarse después de las comidas.
  • Evitar las bebidas gaseosas y alcohólicas.
  • Hacer comidas poco copiosas y frecuentes.
  • Normalizar el peso.
  • Evitar prendas demasiado ajustadas.
  • No fumar.
  • Evitar alimentos que favorecen el reflujo como: café, chocolate, tomate, zumos cítricos, alimentos grasos y menta.
  • Evitar algunos fármacos como AINE (antiinflamatorios), salicilatos como la  Aspirina ®, algunos antihipertensivos, tranquilizantes y otros medicamentos sobre los que tu médico de cabecera te puede informar mejor.
  • Y si todo falla, siempre se podrá valorar la cirugía. No olvides que antes de tomar algún  medicamento para los “ ardores” es mejor consultarlo con tu médico, el siempre valorará todos tus síntomas y te indicará lo que debes hacer.

Fuente: OMI-AP Aragón.

Autor: Dr. Miguel Valdez Soto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s